Después de haberse pospuesto en varias ocasiones y bajo descalificaciones de legitimidad, respecto de si debe primero reformarse el artículo 102 Constitucional para tener un Fiscal General de la República autónomo, el proceso de designación del próximo titular de la Fiscalía Especializada en Materia de Delitos Relacionados con Hechos de Corrupción, sigue su marcha en el Senado de la República.

 Tras los acuerdos que modificaron los plazos en el nombramiento del Fiscal Anticorrupción, las Comisiones Unidas de Justicia y Anticorrupción y Participación Ciudadana dieron paso a las comparecencias de los 32 aspirantes registrados. Fijando como fecha para la realización de las mismas los días 14, 15 y 16 de marzo; a través de la página del Senado fueron publicados los horarios, así como la metodología por la cual se desahogaron cada una de las candidaturas por los respectivos aspirantes.

Recordemos que de los 32 aspirantes, dos de ellos declinaron sus candidaturas antes del proceso de comparecencias en este caso Ximena Puente de la Mora y Miguel Sarre. Durante el proceso también declinó su aspiraciones Arturo Becerra Martínez, para el caso de Héctor Carreón Perea y Ángel Buendía Buendía no se presentaron a su comparecencia. La nota del día la dieron Braulio Robles Zúñiga y Angélica Palacios Zárate, quienes de acuerdo a las secretarías técnicas de las comisiones se detectó que “entregaron ensayos muy parecidos y con párrafos idénticos en su redacción”. Destaca también el caso de Jack Rafael Gorodezky Mirsky, quien no fue incluido en la lista de comparecencias, pero que tampoco declinó su candidatura, resulta  raro que el Senado no haya comunicado la decisión de dejarlo fuera de la contienda.

Los 23 candidatos restantes tuvieron intervenciones de 10 minutos para presentar su perfil académico y laboral, así como su idoneidad al cargo de Fiscal Anticorrupción, así como 10 minutos para responder a las preguntas que los Senadores de los diversos grupos parlamentarios y el Comité de Acompañamiento les realizaron.

Independientemente de la responsabilidad de las Comisiones del Senado involucradas, dentro de los Senadores con más actividad y que dieron seguimiento a estas comparecencias destacan: Héctor Yunes Landa, María del pilar Ortega, Anabel Acosta Islas, Marcela Torres Peimbert, Martha Tagle, Héctor Flores Ávalos, Luis Humberto Fernández y Enrique Burgos.

Podemos considerar que los perfiles multidisciplinarios que se presentaron, se centraban en un alto grado de conocimiento del Derecho Penal, puesto que el Fiscal Anticorrupción tiene funciones de Ministerio Público de la Federación cuya principal actividad es la persecución de los delitos.

Los aspirantes además de exponer sus principales acciones en caso de ser designados, también mostraron su preocupación respecto del corto periodo de gestión de esta fiscalía. Ya que se trata de una “fiscalía de transición”, puesto que quien funja como primer Fiscal Anticorrupción, solamente durará en su encargo hasta el 30 de noviembre del año 2018, es por ello que resulta importante sentar bases sólidas desde el inicio.

Las entrevistas a los aspirantes se vieron avaladas por el acompañamiento de expertos en materia de Transparencia y Combate a la Corrupción, quienes a título personal se presentaron para emitir sus consideraciones y recomendaciones respecto de los perfiles idóneos. Este comité de acompañamiento se encuentra integrado por María Cristina Puga Espinosa, Issa Luna Pla, Silvia Inclán Oseguera, Luis Carlos Ugalde, Juan Carlos Sánchez, Fernando Nieto Morales y Ricardo Jiménez González.

Ahora que se ha concluido la etapa de comparecencias, se espera que las Comisiones Unidas envíen a la Junta de Coordinación Política del Senado la lista de perfiles ideales para que sea designado el próximo Fiscal Anticorrupción, la pieza faltante para el correcto funcionamiento del Sistema Nacional Anticorrupción.