Odebrecht, la corrupción del socialismo del siglo XXI