Una vez más lo importante va al final y con prisas; la designación del Fiscal Anticorrupción se ha alargado en el Senado de la República llegando al punto de contar con un Comité Coordinador del Sistema Nacional Anticorrupción, sin uno de los integrantes encargados de investigar y sancionar los actos de corrupción.

El Senado nuevamente está en falta y parece estar privilegiando mucho más el escenario político que las obligaciones que en la legislación en materia de combate a la corrupción que ellos mismos aprobaron.

Después de un largo proceso de comparecencias, un posible caso de plagio entre los candidatos y algunas recomendaciones del Comité de Acompañamiento de Organizaciones de la Sociedad Civil, la discusión pública por parte de los legisladores sobre los perfiles postulantes ha estado totalmente ausente y el nombramiento del Fiscal Anticorrupción se vuelve aún menos probable.

El motivo no es falta de voluntad, desinterés u otras prioridades; la detención de Javier Duarte, Tomás Yarrington, la situación legal de otros ex gobernadores y por supuesto la respuesta de la opinión pública han obligado a acelerar la consolidación del Sistema Nacional Anticorrupción, incluyendo la designación del titular de esta fiscalía especializada. La pregunta es clara ¿cuál es la razón por la que no se ha nombrado al Fiscal Anticorrupción?, mejor dicho ¿cuál es el dictamen por el cual no se ha nombrado al Fiscal Anticorrupción?.

Las últimas declaraciones de algunos de los legisladores más fuertes de la oposición en el Senado, Fernando Herrera (PAN) y Miguel Barbosa (PT-MORENA), han aclarado un poco el proceso de designación y dado señales de que ésta pueda concretarse en los próximos días.

En entrevista con Reforma, Fernando Herrera señaló que el Gobierno Federal y el PRI en el Senado hasta ahora no han mostrado interés en avanzar con la reforma constitucional para eliminar el pase automático del titular de la Procuraduría General de la República a la Fiscalía General. Declaró que para el Grupo Parlamentario este tema es prioridad y no avanzarán hasta concluir el proceso legislativo en ambas cámaras.

Recordemos que el 29 de diciembre del año pasado, el Ejecutivo Federal envió una iniciativa de reforma constitucional al Senado para precisar el procedimiento para la elección del Fiscal General de la República.

El punto más importante de esta iniciativa y objeto de la discusión sobre la designación, es que se podría facultar al Senado para iniciar el procedimiento de elección del mismo una vez realizada la declaratoria de entrada en vigor de la autonomía constitucional de la Fiscalía General de la República.

También se eliminaría el pase directo al especificar que el titular de la PGR continuará en su encargo hasta que el Senado designe al Fiscal General.

Miguel Barbosa por otra parte, señaló que la designación es una prioridad y para el 19 de julio (fecha límite para que el SNA quede integrado) debe existir ya un Fiscal Anticorrupción. También señaló que Acción Nacional ha dilatado la designación para llegar a un acuerdo con el PRI, aunque también exhorto a emprender una serie de reformar para eliminar el pase automático de Procurador General a Fiscal General.

Se ha informado que habrá reuniones previas para hablar sobre los perfiles de los candidatos, sin embargo será hasta la próxima semana que se defina si el Fiscal Anticorrupción es nombrado en este periodo ordinario.

Gibran C.R.

@GIBCR