¿Qué es la zona contigua y cuál es su importancia?

La zona contigua es un concepto importante en el derecho internacional marítimo que se refiere a una franja de mar adyacente a las aguas territoriales de un país. Esta zona tiene una extensión de hasta 24 millas náuticas desde la línea de base de las aguas territoriales y su objetivo principal es proteger los intereses económicos y de seguridad del Estado costero.

En la zona contigua, el Estado costero tiene ciertos derechos y jurisdicción, pero de manera más limitada que en las aguas territoriales. Por ejemplo, tiene el derecho de ejercer control sobre el tráfico marítimo, la protección del medio ambiente marino y la prevención de actividades ilegales, como el contrabando o el tráfico de drogas.

La importancia de la zona contigua radica en que brinda al Estado costero una extensión adicional de su soberanía y control sobre las aguas adyacentes, lo que le permite proteger y administrar de manera más efectiva sus recursos naturales, como la pesca y los yacimientos de petróleo y gas. Además, también contribuye a la seguridad nacional al permitir un mayor control sobre las actividades marítimas en la zona cercana a las aguas territoriales.

¿Qué se entiende por zona contigua?

La zona contigua es un área marítima reconocida por el derecho internacional, inmediatamente subsiguiente al mar territorial. Esta zona se extiende a una distancia de 12 millas náuticas, lo que equivale a aproximadamente 22 kilómetros, más allá de las fronteras del mar territorial. Es importante destacar que la zona contigua forma parte del territorio nacional de un Estado costero, aunque no goza de los mismos derechos y prerrogativas que el mar territorial.

La principal función de la zona contigua es permitir al Estado costero ejercer un mayor control sobre actividades como la fiscalización aduanera, la inmigración, la prevención de delitos transfronterizos y la protección del medio ambiente marino. Además, en la zona contigua se pueden llevar a cabo ciertas actividades relacionadas con la investigación científica, la conservación de los recursos naturales y la protección del patrimonio cultural sumergido.

¿Qué significa contigua en derecho?

¿Qué significa contigua en derecho?

En derecho, el término “contigua” se refiere a una zona que se encuentra adyacente a un territorio o mar territorial de un país. Esta zona contigua es una franja sobre la cual el país tiene derecho de patrullaje y control, con el objetivo de prevenir la violación de los reglamentos aduaneros, de sanidad, inmigración o fiscalía dentro de su territorio o mar territorial.

En la zona contigua, el país tiene la facultad de ejercer ciertas medidas de control y vigilancia, aunque en menor grado que en su territorio o mar territorial. Esto se debe a que el país tiene un interés legítimo en proteger su soberanía y seguridad, así como en mantener el orden y la integridad de sus fronteras. Por lo tanto, puede tomar acciones para prevenir y sancionar actividades ilegales o infracciones a las leyes y reglamentos aplicables en sus territorios.

Es importante resaltar que la zona contigua se encuentra fuera del mar territorial del país, pero sigue siendo considerada como parte de su jurisdicción y control. Esta delimitación permite al país ejercer cierto nivel de autoridad y control sobre las actividades que se desarrollan en esta franja, especialmente en lo que respecta a temas aduaneros, migratorios, sanitarios y fiscales.

¿Qué hay después del mar territorial?

¿Qué hay después del mar territorial?

Más allá del espacio del Mar Territorial se encuentra la zona de Alta Mar. Esta zona se refiere a las aguas que no están bajo la jurisdicción de ningún estado en particular. Históricamente, esta área estaba dominada por el principio de la libertad del mar, lo que significa que todas las naciones tenían derecho a navegar y pescar en estas aguas sin restricciones. El concepto de Alta Mar está basado en la idea de res nullius del Derecho romano, que se refiere a cosas que no pertenecen a nadie en particular.

En la actualidad, la zona de Alta Mar sigue siendo un área de libre navegación y pesca para todas las naciones. Sin embargo, también existe un marco legal internacional que regula ciertos aspectos de la actividad en esta zona. Por ejemplo, hay tratados y convenciones internacionales que establecen normas para la conservación de los recursos marinos y la protección del medio ambiente en Alta Mar. Además, algunos países han establecido zonas económicas exclusivas más allá de su mar territorial, en las que tienen derechos especiales de exploración y explotación de recursos naturales.

¿Cómo se dividen las aguas territoriales?

¿Cómo se dividen las aguas territoriales?

Las aguas territoriales se dividen en dos zonas principales. La primera de ellas es la que se conoce como línea de base normal y se define por ser aquella que sigue el trazado que presenta una costa en cuestión en marea baja. Esta línea marca el límite exterior de las aguas interiores y se extiende hasta una distancia de 12 millas náuticas desde la costa. Dentro de esta zona, el Estado ribereño tiene plena soberanía y control sobre los recursos naturales y las actividades que se desarrollan.

La segunda zona es la que, por su parte, recibe el nombre de línea de base recta. En esta zona, que se encuentra más allá de las 12 millas náuticas, se establece el límite exterior de las aguas territoriales. En esta área, el Estado ribereño tiene jurisdicción exclusiva para regular la navegación, la pesca, la explotación de los recursos naturales y otras actividades relacionadas. Sin embargo, los barcos extranjeros tienen derecho de paso inofensivo a través de estas aguas territoriales, siempre y cuando respeten las leyes y regulaciones del Estado ribereño.